El cerebro creativo

La creatividad en el cerebro es un proceso fascinante, siempre he querido estudiar (he tenido un par de intentos) el proceso del momento “aja” o “eureka”, para ver si este se puede replicar, enseñar. Por mucho tiempo se habló de los cerebros o personas más racionales o más creativas, hablaban de los famosos hemisferios, el derecho creativo y el izquierdo más racional, algo totalmente desmentido, asumo lo saben, al igual que eso de que solo usamos el 10% de nuestro cerebro, otro mito ampliamente conocido y profundamente falso. Volviendo al tema, se pensaba que las personas eran o no eran creativas, y a pesar de tener cierta especialización hemisférica, hoy comprendemos que la creatividad nace de una comunicación constante entre diversas partes de nuestro cerebro, al final las ideas nacen en la conexión de ambos hemisferios aunque sin lugar determinado. 

Esas eran partes de mis dudas de estudio ¿existe una zona creativa en el cerebro? ¿Se puede estimular? Si no es una zona y es un proceso ¿se puede replicar?

Avanzando el tiempo he descubierto diferentes estudios y desarrollos del tema, un tema hasta hoy complejo, somos por diseño creadores de cosas, muchos creen que la felicidad plena solo se encuentra en la creación de cosas nuevas, desde muy pequeños somos creativos y vamos atrofiando esta capacidad durante el tiempo, si quieren ver más de esto busquen la charla de Sir Ken Robinson “la escuela mata la creatividad”. Los análisis cerebrales del momento “aja” muestran una hiperactividad cerebral antes del momento, un breve apagón y luego una concentración de actividad en una zona en específico, que al parecer varía dependiendo de los conceptos que envuelven la idea, ¿fascinante no?

Pero si lees estas preguntas estarás más expectante al cómo desarrollar más o mejor tu creatividad, y aquí viene lo interesante, según el Dr David Eagleman existen diferentes factores con los cuales podemos ejercitar el músculo de la creatividad:

  • Primero debemos aprender e intentar algo nuevo: debemos buscar desafiarnos, aprender nuevas habilidades, nuevos idiomas, abrir el abanico, es interesante ver cómo nuestro cerebro puede adquirir nuevos conocimientos y con ellos generar nuevas ideas
  • Desafiarnos a salir del camino fácil y cómodo: la única forma de tener nuevas ideas, que sean nuevas u originales es empujando los límites, saliendo de lo conocido, nuestro cerebro en esencia es un ahorrador de energía, a pesar de ser su peso sólo 1.5 kilos usa más del 20% de nuestra energía, la eficiencia para este órgano es vital, nuestro cerebro buscará siempre repetir patrones, hacer lo mismo de siempre, lo cómodo, lo conocido, por otro lado las ideas y la creatividad están alejadas de lo cómodo, por lo tanto tenemos que alejarnos del camino fácil y empujar nuestras capacidades esforzándonos.
  • Debemos crear cosas que no sean ni muy nuevas, alejadas de lo conocido, irreales y a la larga imposibles, ni muy conocidas, que sean normales y comunes, la creatividad nace en un equilibrio delicado de ambas posiciones, para el cerebro la mejor forma de adquirir nuevos conocimientos es asociándolos a conocimientos ya adquiridos, por eso no es de extrañar que la creatividad nazca en esta sinergia entre lo nuevo y lo conocido.
  • Tenemos que dejar de temerle al fracaso, es parte del proceso, no hay mejor profesor que el fracaso y si bien esto no es una oda al fracaso, lo que buscamos es aprender de los errores, el temor paraliza, el temor limita, la creatividad nace del relajo, de actividades como caminar, ducharnos, momentos de relajación, con miedo eso es poco probable, el fracaso es parte del camino, en negocios se estima que un emprendedor fracasa en promedio 3 veces antes de construir un negocio rentable, por lo tanto tenemos que aceptar el fracaso como algo normal, como una etapa del proceso y no como el fin del camino.

En este sentido el Dr Eduardo Calixto nos indica que la mejor forma de ser más creativos es:

  • Teniendo buen humor
  • Dormir adecuadamente (el no dormir bien afecta la memoria y funciones ejecutivas)
  • Distraernos
  • Debemos alimentarnos bien, el cerebro con hambre no se concentra
  • Y debemos evitar las prisas, creatividad bajo presión no es efectiva

Y para desarrollar el pensamiento creativo se debe:

  • Descubrir y admirar
  • Tener motivación
  • Ilusión 
  • Serenidad

Para tener en consideración:

  • Debemos pensar en varias opciones, la única forma de tener buenas ideas, es tener muchas y desechar las malas
  • Trabajar con ánimo
  • Cambiar de punto de vista o confrontar la idea con contextos diferentes
  • Y por último desconectarnos y distraernos

 Recuerden El cerebro más creativo es el que suele equivocarse más. Equivocarse es necesario para crear.

Estándar

Consumidor Zombi (Comprando en piloto automático)

Todos conocemos el concepto básico de un Zombi, irracional, tonto, lento, reactivo, motivado por instintos básicos de querer comer, cerebros. Por desgracia muchas veces nuestros consumidores son Zombies o andan en estado Zombi, van por la vida en piloto automático y como marcas es nuestro deber ayudar a que ese transitar por la vida sea fácil, amigable y despertar de este letargo a nuestro consumidor con estímulos altamente atractivos.

El cerebro puede explicarse con una sencilla metáfora, es como un elefante y su domador, este piensa que al montarlo lo controla, pero la verdad es que el elefante se manda solo y el domador poco y nada tiene de inferencia en el camino, el domador sólo en ciertos casos críticos con diferentes herramientas y con gran trabajo logra guiar en la dirección correcta, esta metáfora resume la teoría de los 2 sistemas de procesamiento cognitivo de Daniel Kahneman. Esta teoría nos explica que tenemos algo así como 2 sistemas, 1 rápido, implícito, inconsciente, emocional, que nos mantiene en piloto automático, el elefante y el sistema 2 lento, consciente, racional, más difícil de usar, más costoso en energía y bastante más estresante para el cerebro. Nuestro cerebro en un supermercado es el elefante del sistema uno recorriendo los pasillos, tomamos las marcas que conocemos, si vemos una “oferta atractiva” la echamos al carro, no reparamos mucho si es tan oferta como dice. El 80% de un carro de compra son productos que siempre consumimos, nada nuevo bajo el sol, cuando una marca quiere entrar en el carro debe romper la inercia del consumidor Zombi, la rutina de consumir es difícil de romper, pero a la vez bastante sencillo de despertar.

Les contaré el resultado de un estudio de NeuroShopper real, omitiré marcas, por razones obvias, los consumidores de la marca en la categoría líquidos lo primero que hacían en el pasillo líquidos (a esto llamamos Puth to Purchase o Árbol de Decisiones) buscaba la marca, luego el tipo de producto, light, zero, sin azúcar, con sabores, despues el formato, 3 litros ½, 3 litros, 2 litros ½, 2 litros, 1 ½, litro, latas y echaba en el carro. Si se fijaron, su decisión jamás contemplo el precio, este líquido en placement supermercado es parte de una gran compra donde no se considera presupuesto, la marca tiene tan fidelizado a su consumidor que este no escatima en gastos. Ahora, en canal almacenes es diferente, su consumidor va con el costo a veces justo, sabe cuánto cuesta, al final es la compra del canal, pero en supermercados esto es diferente, el consumidor Zombi no piensa en precio en esta categoría, no busca la economía, busca, mira, toma, compra.

¿Cómo rompemos ese estado de letargo Zombi? Pequeñas acciones causan roturas de la rutina y dan un hálito de vida a la compra, cualquier marca que quiere conectar con este Consumidor Zombi debe apelar a estos elementos.

1 Ruptura Visual Estructural

Las Góndolas en Supermercados son iguales, lineales, pero, ¿si se rompiera esa monotonía? Si hubiera un desnivel en la góndola justo en el lugar del producto o un elemento que modifique la estructura de la misma llamaría la atención, sé que no es fácil ni barato este tipo de acciones, pero, es más caro fracasar.

2 Ruptura Visual de Empaque

La monotonía visual en categoría es común, todos los aceites se ven más o menos igual, el agua, las papas fritas, las hamburguesas, romper la monotonía visual nos ayuda a resaltar, usando materiales de empaques y colores que se diferencien de la competencia

3 Activación Emocional

Las emociones son un buen captador de atención, un abrazo, un saludo afectuoso, una sonrisa, un buen deseo son sencillos detalles, hace tiempo trabajamos en un cooler de cervezas que cuando lo abrías te aplaudía, esto en el contexto del mundial, que mejor manera de recompensar emocionalmente a un cliente que aplaudiéndolo con la compra, otras buscan generar miedo, como esta del remake de it.

4 Activación de los Sentidos

Otra forma fácil de destruir la monotonía Zombi es mediante los sentidos, el olfato puede ser captado con un rico aroma, un buen sonido capta la atención de nuestra audición, lo visual en vía publica o en tiendas llama la atención, como el movimiento.

Estándar

El Cerebro y sus Sesgos Cognitivos. Parte III

Esto ya va para largo, tenemos varios sesgos más aun por desarrollar, pero lo más importante es identificarlos en nuestra vida diaria. Otro libro y otra autora que habla sobre los Sesgos Cognitivos y la Heurística es Helena Matute, en su libro “Nuestra Mente nos Engaña” nos explica cómo, los sesgos nos hacen creer que estamos en lo correcto cuando realmente no sabemos si tenemos o no la verdad.

Les sigo trayendo más Sesgos Cognitivos. Comienza a identificar aquellos que ves en tus decisiones.

Sesgo de Representatividad

Este heurístico es una inferencia que hacemos sobre la probabilidad de que un estímulo (persona, acción o suceso) pertenezca a una determinada categoría. Si decimos que Luisa es una chica joven metódica cuya diversión principal son los ordenadores. ¿Qué le parece más probable?, ¿qué Luisa sea estudiante de ingenieria o de humanidades?

La mayoría de las personas tiende a decir que seguramente Luisa estudia ingeniería. Decir esto según el psicólogo Daniel Kahneman de la aplicación automática (inmediata o no) del Sesgo de representatividad. Suponemos que estudia ingeniería porque su descripción encaja con un cierto estereotipo de estudiante de ingeniería. Pero esto pasa por alto hechos como que, por ejemplo, los estudiantes de humanidades son mucho más numerosos que los de ingeniería, a menos que estés en Chile, por lo que sería mucho más probable encontrar estudiantes de humanidades que se correspondan con esta descripción.

Sesgo de Retrospectiva

Es la tendencia que tenemos a ver los hechos pasados como predecibles. En realidad este es un error  de memoria. De la misma manera que también tenemos tendencia a valorar los eventos pasados de una forma más positiva a cómo ocurrieron en realidad. Al final todos sabíamos que eso iba a pasar.

Error fundamental de atribución

Se refiere a la tenencia que tenemos de exaltar nuestras habilidades personales para valorar nuestros éxitos y atribuir a las circunstancias externas nuestros fracasos. En cambio cuando se trata de otra persona, la tendencia es la inversa, atribuimos a la suerte o la ayuda sus éxitos y a características internas sus fallos.

Sesgo de Disconformidad

Es la tendencia que tenemos a hacer una crítica negativa a la información que contradice nuestras ideas, mientras que aceptamos perfectamente aquella que es congruente con nuestras creencias o ideologías. También tenemos más probabilidades de buscar información favorable a nuestras ideas que buscar información que desafíe nuestras ideologías o línea de pensamiento.

Efecto Forer o de Validación Subjetiva

Es la tendencia a aceptar descripciones personales vagas y generales como excepcionalmente aplicables a ellos mismos, sin darse cuenta que la misma descripción podría ser aplicada a cualquiera. Este efecto parece explicar, por lo menos en parte, por qué tanta gente piensa que las pseudociencias funcionan, como la astrología, cartomancia, quiromancia, adivinación, etc., porque aparentemente proporcionan análisis acertados de la personalidad. Los estudios científicos de esas pseudociencias demuestran que no son herramientas válidas de valoración de la personalidad, sin embargo cada una tiene muchos adeptos que están convencidos de que son exactas.

Efecto Enfoque

Este heurístico describe la tendencia humana a confiar demasiado en la primera información que obtienen para luego tomar decisiones: el “ancla”. Durante la toma de decisiones, el anclaje se produce cuando las personas utilizan una “pieza” de información inicial para hacer juicios posteriores. Una vez que el ancla se fija, el resto de información se ajusta en torno a ella incurriendo en un sesgo.

Ilusión de Confianza

Este sesgo se trata de la confusión entre la confianza de quien nos habla con su credibilidad, de tal manera que percibimos a una persona como más creíble cuanta más confianza muestra en sus argumentaciones. La realidad es que las investigaciones han demostrado que la confianza no es un buen indicador, ni tampoco es una forma fiable de medir la capacidad o aptitud de una persona.

Sesgo de Status-Quo o Punto de Referencia

Al parecer un mismo premio no posee igual valor para dos personas diferentes. Por ejemplo, si tengo dos mil euros y gano cien en una apuesta, lo valoro menos que si tengo quinientos euros y gano esos mismos cien en la apuesta. El punto de referencia es muy importante. Pero sus implicaciones pueden ser algo mayores, pues no sólo se trata de la referencia que tengo respecto a mi propia riqueza inicial, sino con la riqueza de mi círculo de personas cercano. Si alguien desconocido para mi gana cien mil euros en la lotería, yo no me veo afectado. En cambio, si los gana mi compañero de trabajo, me da la sensación de que soy más pobre y desgraciado, aunque no juegue a la lotería.

Efecto Bandwagon

Este error consiste en la tendencia a hacer (o creer) cosas sólo porque muchas otras personas hacen (o creen) dichas cosas. Al parecer, la probabilidad de que una persona adopte una creencia aumenta en función del número de personas que poseen esa creencia. Se trata de un fuerte pensamiento de grupo también conocido como efecto manada o de arrastre.

Efecto Keinshorm

Es la predisposición a contradecir sistemáticamente las ideas o formulaciones que otra persona hace y la cual no nos cae bien, sólo por este hecho, es solo porque no deseamos que tenga la razón y estamos más predispuestos a dudar de su credibilidad.

¿Cuantos nuevos sesgos pudiste identificar en tus decisiones?

Estándar

El Cerebro y sus Sesgos Cognitivos. Parte II

Como hemos visto anteriormente en Attack Mars nuestro cerebro no es tan racional como nos gusta creer, no guardamos toda la información de lo que vemos o pensamos, y cada vez que recordamos activamos memorias que cambian nuestros recuerdos.

Usamos los sesgos y heurística para tomar decisiones que son influenciadas por nuestros hábitos, experiencias, intuiciones y emociones. Atribuimos mayor peso a información conectada con las emociones, lo que queremos no siempre es consciente y cambia en situaciones o contextos diferentes. Es por esto, que seguiremos revisando los Sesgos Cognitivos más importantes:

Sesgo de disponibilidad:

El sesgo o heurístico de disponibilidad es un mecanismo que utilizamos para valorar qué probabilidad hay de que un suceso suceda o no. Cuando más accesible sea el suceso, más probable nos parecerá, cuanto más reciente la información, será más fácil de recordar, y cuanto más evidente, menos aleatorio parecerá. Por otro lado, entre menos casos cercanos tengamos disponibles, bajo este sesgo será menos probable que ese evento ocurra, sin importar su probabilidad real.

Efecto Dunning-Kruger

Este sesgo cognitivo consiste en una idea de autopercepción distorsionada, según la cual la persona con escasas habilidades o conocimientos, piensa exactamente lo contrario; se considera más inteligente que las otras personas más preparadas, creen ser superiores de alguna forma a los demás, midiendo así incorrectamente su habilidad por encima de lo real. Esta distorsión se debe a la inhabilidad cognitiva del sujeto de reconocer su propia ineptitud, debido a que su habilidad real debilitaría su propia confianza y autoestima. Por el contrario, una persona competente asume, falsamente, que los otros tienen una capacidad o conocimiento equivalente o incluso superior al suyo.

Efecto Halo

No, no tiene relación con el videojuego, este es un sesgo cognitivo por el cual la percepción de un rasgo es influenciado por la percepción de rasgos anteriores en una secuencia de interpretaciones. O sea, si nos gusta una persona, tendemos a calificarla con características favorables a pesar de que no siempre disponemos de mucha información sobre ella, por ejemplo, pensamos de alguien que es simpático, y esto nos hace presuponer que ya conocemos otras características más específicas como: también es inteligente.

Esta tendencia parece estar presente incluso en todos los niveles sociales, tanto bajos como altos, incluido donde la objetividad es primordial. Por ejemplo, se ha demostrado que, en promedio, a la gente atractiva le dan penas de prisión más cortas que otros que fueron condenados por delitos similares.

Sesgo del poder corrupto

Seguro que a muchos no les va a extrañar la realidad de este sesgo, que dice que hay una tendencia demostrada en la que los individuos con poder son fácilmente corrompibles, en especial cuando sienten que no tienen restricciones y poseen plena libertad. ¿Les suena de algo? Políticos, empresarios, actores famosos, deportistas de élite e incluso la realeza están llenos de casos de corrupción. Quiero mencionar a esta altura del artículo que cualquier parecido con la realidad es solo coincidencia y que por ningún motivo estoy motivado por un sesgo de desconfianza infundado a los políticos.

Sesgo de Proyección

Este sesgo es sobre la tendencia inconsciente a asumir que los demás poseen pensamientos, creencias, valores o posturas parecidas a las nuestras. Como si fueran una proyección de nosotros mismos. Este es el típico caso de “todos creemos que es bueno cambiar la prueba de fecha”

Efecto del Lago Wobegon o efecto mejor que la media

Es la tendencia humana a autodescribirse de manera positiva, pensando que uno se encuentra por encima de la media en inteligencia u otras cualidades. Eso sí, si no se trata de una persona con problemas de autoestima, claro.

Sesgo de Impacto

Este sesgo habla sobre la tendencia que tenemos a sobreestimar nuestra reacción emocional, sobrevalorando la duración e intensidad de nuestros futuros estados emocionales. Pero las investigaciones muestran que la mayoría de las veces no nos sentimos tan mal como esperábamos cuando las cosas no van como queremos. Este sesgo es una de las razones por la que a menudo nos equivocamos en la predicción sobre cómo nos afectarán emocionalmente los acontecimientos futuros. Los estudios han demostrado que meses después de que una relación termine, las personas no suelen ser tan infelices como esperaban y que personas a las que le ha tocado la lotería, con el tiempo vuelven a su grado de felicidad habitual o que tenían antes de ganar el premio.

Estos son otros sesgos cognitivos conocidos hasta ahora, ¿los conocías todos? ¿Cuáles crees que tienes?

Estándar

El Cerebro y sus Sesgos Cognitivos

Como vimos en el artículo sobre el Funcionamiento del Cerebro, Daniel Kahneman escribió un libro llamado “Pensar Rápido, Pensar Despacio” y además de explicar la teoría de los 2 sistemas de procesamiento cognitivo o la teorías de los 2 sistemas, enlistó y detalló una serie de fenómenos curiosos llamados Sesgos Cognitivos, este término acuñado por Kahneman, los Sesgos Cognitivos, son atajos mentales, juicios intuitivos (a veces muy contraintuitivos) que se basan en conocimiento parcial, en la experiencia previa o nuestros recuerdos o suposiciones que nos hacen ser más agiles para decidir y por lo tanto ser útiles a la hora de la toma de decisiones. Como curiosidad para que se entienda el fundamento biológico de esto, nuestro cerebro no es más del 3% de nuestra masa corporal, pero consume ¼ de nuestra energía, es por eso que necesita ser eficiente con la energía invertida y cuando una decisión ya fue tomada reiteradas veces se toma como una configuración de fábrica. Nuestro cerebro siempre ha tenido como objetivo sobrevivir y reproducirse, pero además busca hacerlo con los recursos mínimos, para optimizar la energía que desde siempre ha sido limitada y escasa.

Algunos sesgos son:

Sesgo de la memoria

Sabemos que nuestra memoria no es perfecta, se diluye con el tiempo y fácilmente nos induce a errores inconscientes. Las investigaciones realizadas revelan que cuando evaluamos recuerdos para poder tomar decisiones sobre nuestro futuro, a menudo se muestran sesgados por los acontecimientos que son muy positivos o muy negativos, y es que tendemos a recordar los hechos poco habituales más que acontecimientos diarios, cotidianos. La causa es que el cerebro da mucha más importancia a los fenómenos extraordinarios y asociados a emociones fuertes, debido a la importancia que estos tenían en el aprendizaje. Como resultado, ese sesgo de nuestra memoria afecta a nuestra capacidad de predecir en el futuro.

Falacia de Planificación

Cualquier persona que hizo una carta Gantt sabe esto, este sesgo se refiere a la tendencia que tenemos a subestimar el tiempo que tardamos en terminar una tarea. Tendemos a planear los proyectos con falta de detalle que nos permita la estimación de las tareas individuales de forma correcta. La falacia de la planificación no sólo provoca retrasos, sino también costos y reducción de ganancias debido a estimaciones erróneas o poco realistas.

Como dice el científico estadounidense Douglas Hofstadter hay que tener presente que “Hacer algo te va llevar siempre más tiempo de lo que piensas, incluso si tienes en cuenta la Ley de Hofstadter”.

Como siempre comento “Los <llego en 10 minuto> de un hombre son proporcionales a los <estoy lista en 10 minutos> de las mujeres”

Ilusión de Control

Es la tendencia que tenemos a creer que podemos controlar acontecimientos, o influir en ellos. Es gracias a este pensamiento que los humanos, desde tiempo inmemorial, creamos rituales y supersticiones que nos aportan cierta seguridad. Un ejemplo de la actualidad se puede ver en los deportistas que repiten ciertas conductas esperando que condicionen cosas como su capacidad de marcar goles, y que evidentemente depende de muchos otros factores objetivos.

Sesgo de Apoyo a la elección

En el momento en que elegimos algo (desde nuestra pareja hasta nuestra ropa) tendemos a ver esa elección con un enfoque más positivo, incluso si dicha elección tiene claros defectos. Tendemos a optimizar sus virtudes y minimizamos sus defectos. Como con nuestras parejas.

Efecto de Percepción Ambiental

En este sesgo el ambiente que nos rodea ejerce una gran influencia en el comportamiento humano. Un ambiente deteriorado, caótico y sucio provoca que las personas se comporten de manera menos cívica, y también les induce a cometer más acciones vandálicas y delictivas. Este efecto es la base de la “teoría de las ventanas rotas” estudiado por el psicólogo Philip Zimbardo. Por esto se puede ver a personas teniendo una conducta diferente en contextos malogrados a la que tienen en ambientes cuidados.

Estos son algunos de los Sesgos Cognitivos más comunes, suscríbete al blog y comenta que otros sesgos conoces.

Estándar

¿Como funciona nuestro Cerebro?

Diferentes autores a lo largo de la historia han tratado de explicar mediante modelos el funcionamiento del Cerebro, el más conocido por muchos es la teoría del cerebro triuno, que habla del tan famoso cerebro reptil, nada más lejos de la realidad, incluso nuestra comprensión del cerebro de los reptiles fue limitada por mucho tiempo, no son puro instinto como nos quieren hacer ver, no son tan básicos, tienen estructuras cerebrales más complejas que el simplismo del “susúrrale al reptil”.

Aquí tienen una revisión de 40 años de investigación en cognición de reptiles. Los reptiles está lejos de ser esos seres estupidos e únicamente instintivos (representada en la errónea idea del cerebro reptiliano de MacLean)

Entonces si los modelos tradicionales de funcionamiento del cerebro son limitados y/o erróneos ¿como podemos entender lo que pasa en nuestro Cerebro?, Daniel Kahneman gano el 2002 un premio nobel de economía, siendo el primer no economista en ganarlo, por su teoría de los 2 sistemas de procesamiento cognitivo o la teoría de los 2 sistemas de pensamiento, este modelo explica cómo funciona nuestro cerebro en una toma de decisiones, explica las decisiones irracionales y nuestro extraño comportamiento en ciertos contextos.

El modelo funciona como una metáfora de un elefante y alguien que lo monta, el elefante es quien lleva las riendas de la situación, pero su montador cree que es el quien tiene el control, Daniel Kahneman en su libro “Pensar Rápido, Pensar Despacio” explica estos 2 sistemas.

Está el Sistema 1, rápido, implícito, subconsciente, emocional, es automatizado e intuitivo, se mueve por la heurística o estos atajos mentales basados en nuestra experiencia que nos hacen decidir en milisegundos, y el Sistema 2, lento, explicito, racional y consciente, este pensamiento es controlado y racional.

El sistema 1 es nuestro piloto automático, toma decisiones poco elaboradas, mira el contexto y hace suposiciones, recuerden que este sistema calcula el futuro, basándose en el pasado para decidir el presente, el sistema 2 vigila y controla al sistema 1 pero necesita atención y más esfuerzo, lo que lo hace reaccionar de forma lenta.

Entonces el sistema 1 procesa rápidamente la información disponible para darnos una respuesta eficiente, no efectiva y el sistema 2 nos ayuda a procesar la información racional, el problema es que tiene un ancho de banda y cuando este se satura el sistema se estresa, las pupilas se dilatan, el corazón se acelera, empezamos a sudar y sufrimos un fenómeno que desarrollaremos en otro artículo llamado Ceguera al Cambio (Change Blindness), por eso nuestro sistema 2 lento no es muy eficiente que digamos y entre más pensamos una decisión de peor calidad es la decisión que tomamos por eso lo importante no es la cantidad de información, es la calidad de esta, poca información de mayor calidad nos ayuda a tomar mejores decisiones.

Si te interesó este artículo y para más información sobre el Cerebro, suscríbete al blog 🙂

Estándar

Memorias, Como lograr que te recuerden

Un lanzamiento de un producto, marca, servicio o categoría, por más que la marca madre tenga capital, siempre es difícil, normalmente estos lanzamientos apelan a segmentos nuevos que no conocen la marca, o crean productos que la gente nunca antes ha visto.

Nuestra memoria actualmente se ha visto mermada por la cantidad de estímulos que vivimos día a día, por lo bajo recibimos más de 5.000 estímulos de marketing y publicidad por todos los canales, esto bombardea de información nuestro cerebro que por supuesto tienen una desarrollada capacidad para filtrar solo aquello que le llama la atención. La memoria es el resultado del aprendizaje, en base a nuestra experiencia aprendemos que marcas son buenas y que marcas malas, alrededor de 80% de los productos que las personas compran son productos que han comprado siempre y los lanzamientos e innovaciones solo pueden pelear por ese 20% restante. La clave para lograr ser parte de ese porcentaje es la recordación, entendamos que cuando una persona ve un spot, un aviso o escucha un jingle no interrumpe su rutina para consumir este nuevo producto, la mayoría ve un par de veces un spot en algún programa en horario prime, si es que lo ve, lo sigue viendo en sus medios digitales en la semana y la compra real es el fin de semana, días después de ver el estímulo, esto significa que si no logra quedarse en la memoria probablemente cuando llegue al punto de venta, donde se toman el 70% de las decisiones de compra, termine comprando el que más le suene. Lanzaste una nueva papa con sabor chilote, el cliente quizás recuerde que hay un nuevo sabor de papas y busca dentro de la góndola algo que le suene a lo que vió, a veces esa venta se la lleva tu competencia, son contados los casos que logran de forma orgánica pasar el umbral de la memoria, en mi caso soy fanático de los manjarates, cuando escucho o veo el lanzamiento de un nuevo sabor evidentemente estoy atento cuando voy al supermercado, lo mismo me ocurre con Skittles, pero no todos los productos logran ese vínculo emocional. Por cierto, quizás ya me lo has leído antes, pero nunca está de más recordarlo, si algo no me emociona, no lo recuerdo, la forma más “fácil” de generar recordación es despertando una emoción y para generar intensión de compra esta emoción debería ser positiva, aunque está la salvedad de cual emoción es y en qué grado es usada, el caso del comercial del castor es de estudio, un comercial muy divertido, muy recordado, pero con un pequeño problema, nadie recuerda el producto o marca, fue tan divertido que absorbió toda la atención, lo recuerdas?

Desde el punto de vista neurológico, la memoria es el resultado de un proceso neuronal que tiene que ver con el cambio en las conexiones del Cerebro, básicamente esto ocurre cuando se produce una sinapsis, todo eso surge mediante el registro de un estímulo, que posteriormente es almacenado en el cerebro, pero este sólo sobrevivirá en el ruido neuronal si logro pasar el umbral de la consciencia. Existen distintas memorias, la operativa que dura pocos segundos, también conocida como de trabajo, la de corto plazo que dura unas semanas y que nace de la repetición de un estímulo, en esto la omnicanalidad cobra relevancia y la de largo plazo que se asocia a la consolidación de la memoria, esta consolidación es poco probable que ocurra con una sola simple campaña, a menos que sea muy impactante. June Grieve subdivide la memoria a largo plazo en 3, la semántica que nos permite reconocer el nombre y simbología de una marca, la episódica compuesta por hechos y eventos vividos relacionados con BTL y activaciones, y la procesal que tiene que ver con aptitudes adquiridas como el andar en bicicleta o manejar y en temas de marca, con el consumo de un producto o con el ritual de uso.

Si después de leerme te preguntas cómo saber si logré recordación en una campaña, un estudio de Eyetracking (Seguimiento Ocular) te ayudará, esta tecnología nos permite ver literalmente con los ojos del consumidor, como regla básica y según varios estudios, un nuevo producto, digamos una lata de cerveza, debe tener a lo menos 12 microfijaciones de un mínimo de 160 milisegundos para que recién tengamos un proceso de recordación, así que la decisión está en tus manos, si vas a lanzar un producto o marca, debes asegurarte que en el momento de la verdad te recuerden, tienes garantías de eso?

Estándar

Memoria y aprendizaje

1

Los sistemas de la memoria es uno de los principales temas de investigación dentro del Neuromarketing.

 

Memoria y aprendizaje están profundamente vinculados.

 

En el proceso del aprendizaje adquirimos información y experiencia, la memoria marcará la persistencia. La memoria es el resultado del aprendizaje.

 

No existe una zona específica en el cerebro dónde se encuentre la memoria.

 

La memoria requiere de diversas zonas del cerebro.

 

El aprendizaje y la memoria se deben a conexiones que estas establecen con otras al conformar un determinado circuito neuronal.

 

Desde el punto de vista neurológico, la memoria es el resultado de un proceso neuronal que tiene que ver con el cambio en las conectividades del cerebro, básicamente esto ocurre cuando se produce una sinapsis, todo ello surge mediante el registro de un estímulo, que es posteriormente almacenado en el cerebro.

 

Se pueden dar muchas Sinapsis en pocos segundos, y este proceso de conectividad dará paso a un almacenamiento de la experiencia, positiva o negativa, que haya tenido el ser humano guardándolo así en la memoria.

 

La memoria es una asociación entre un grupo de neuronas, provocadas por uno o varios estímulos. El cerebro funciona con enlaces. Cuando necesitamos fijar algo en la memoria, como un número telefónico muchas veces lo vinculamos con algún recuerdo que utilizamos para relacionarlo

 

Las asociaciones son representaciones de eventos, personas, lugares las cuales se forman cuando el cerebro decide unir diferentes alternativas de información.

La materia prima para estas asociaciones se origina en los sentidos, si los sentidos nos proveen de uno o más inputs, el cerebro

 

Automáticamente relaciona una serie de sensaciones correlacionadas, porque cualquier estímulo que active una parte de la red, activa todas las demás áreas.

 

Tipos de memoria:

 

Memoria inmediata o de trabajo

 

El registro queda grabado en esta memoria por pocos segundos, borrándose de ella si no existe una repetición o se sigue estimulando a través de los sentidos.

 

El recuerdo se perderá a menos que se procese en las etapas siguientes. Si no hay una razón para retener una imagen se perderá.

 

 

Es el registro sensorial que se puede retener solo momentáneamente para dar paso a nuevos estímulos sensoriales solamente se mantiene vigente cuando el individuo continúa pensando en el objeto o hecho.

 

 

Memoria de Corto Plazo

 

Empieza a funcionar cuando dirigimos conscientemente la atención a la información recibida y la clasificamos como algo destacado o importante que merece ser recordado.

 

Esta memoria puede tener una duración de varios días e incluso hasta semanas dentro del cerebro. Se encuentra trabajando la mayor parte del tiempo en el cerebro.

 

 

Memoria a Largo Plazo

 

El factor de la repetición es fundamental para consolidar la memoria de corto plazo a una más prolongada conocida como la memoria de largo plazo. Dichas repeticiones, generarán circuitos neuronales que se a su vez, permitirán conectarse con otros al momento de percibir otro estímulo y vincular así un recuerdo con otro.

 

Los sucesos destinados a la memoria a largo plazo permanecen en alguna parte del sistema límbico durante cierto tiempo antes de que se asienten definitivamente en la memoria.

 

 

A medida que se produce una repetición de compras, se fortalecen las asociaciones neuronales que conectan al cliente con la marca.

 

 

Otra forma de ver las memorias la indico June Grieve( 1994), 3 subtipos de memoria a largo plazo, estas son: SEMÁNTICA–EPISÓDICA–PROCESAL

 

Memoria

Semántica

Episódica

De miedo

De procedimientos

 

Memoria semántica.

 

La que nos permite reconocer con rapidez la simbología de una marca y dotarla de sentido. Los símbolos son un elemento clave de activación de la misma.

 

2

 

Memoria episódica.

 

Compuesta por hechos que incluyen tiempo y lugar de eventos vividos que se relacionan por lo general con el placer que éstos le generaron

 

3

 

 

Memoria episódica Incorpora una sensación de tiempo y espacio puesto que implica un recuerdo de haber estado en determinado lugar.

 

Las promociones que incluyen degustación de un nuevo producto sustentadas en un contexto visual, permiten una asociación directa y novedosa entre atributos gustativos del producto. Este tipo de memoria permite al cliente recordar fácilmente su experiencia gustativa, es más fuerte que la mera asociación visual con un anuncio. Una vez producida la experiencia gustativa, la exposición al anuncio fortalece la conexión y genera otras asociaciones a imágenes y procedimientos relacionados con su consumo.

 

 

Memoria procesal.

 

Son las aptitudes adquiridas como montar bicicleta, jugar fútbol, etc. Y que no se pueden explicar cómo fueron aprendidas estas habilidades. El lenguaje es parte de este tipo de memoria, ya que es utilizado todos los días para la comunicación pero no se sabe conscientemente cómo fue adquirido

 

Memorias de procedimiento

 

Aquellas a las que recurrimos en forma prácticamente automática cuando manejamos un automóvil, atendemos el teléfono, jugamos un partido de futbol.

 

Es el Hipocampo el encargado de almacenar todas las percepciones recibidas para guardarlos en la memoria en caso de que la información le resulte relevante ya que de otra manera ese recuerdo será borrado

 

 

El hipocampo posee un filtrado emocional que juega un papel fundamental al momento de almacenar los recuerdos en el cerebro.

 

Gracias a este filtrado emocional del hipocampo, el cerebro construye un mundo de acuerdo con sus propios intereses: va recordando la realidad y almacenando sólo aquella información que tiene algún sentido para nosotros. De esta manera, el mundo se torna manejable y podemos concentrarnos en los que importa. Este proceso de selección se cumple a través de liberación de neurotransmisores[..].

 

(Revista Nueva Argentina, Henestrosa, G. 1998, p. 17).

 

La fijación de la memoria depende del hipocampo. Si una persona sufriera un accidente que afectara a su hipocampo, podría tener problemas serios para recordar, pero si perdiera por completo este órgano no sería capaz de retener nada en su mente. Los hechos, objetos, películas, experiencias, conocimientos, en resumen todo lo que nos rodea puede ser almacenado en la memoria excepto que no haya ninguna razón para ser retenido.

 

Los mensajes publicitarios son de vital importancia en el proceso de formación de la memoria. Porque cuantos más patrones de asociación existan en el cerebro, más fácil será que los recordemos.

 

Las altas inversiones en publicidad se han realizado para luchar contra la facilidad con que pueden borrarse los recuerdos.

 

¿Cómo logra una marca introducirse en la memoria a largo plazo del consumidor?

 

Para ello el mensaje debe ser visto a través de muchos canales de comunicación, un mensaje claro y unificado para que no genere confusión al momento de ser percibido.

 

El estimulo:

Es más eficaz la fijación de mensajes estructurados y organizados de manera lógica

 

El tiempo invertido:

El tiempo empleado, el número de repeticiones y el tiempo entre repeticiones afecta a la memorización

 

Interesado o emocionado.

El receptor que se encuentra interesado o sensibilizado respecto al contenido de un mensaje será más receptivo y memorizará el mismo mejor. Los mensajes que emocionan se recuerdan mejor.

 

 

El número de sentidos aplicados.

Se memoriza mejor cuando no solo escuchamos sino que a la vez vemos, olemos, tocamos, repetimos o empleamos más de un sentido.

 

 

Experimento:

 

La investigación de Priyali Rajagopal (Southern Methodist University) and Nicole Montgomery (College of William and Mary) muestra como algunos anuncios impresos pueden impactar los suficiente como para crear una falsa memoria de haber probado un producto que nunca ha existido.

 

 

Los neurocientificos han investigado en las últimas décadas el papel fundamental que las emociones y los mecanismos subconscientes del cerebro juegan en la toma de decisiones, es tiempo de que las empresas también lo hagan si quieren sobrevivir en el cerebro del consumidor.

4

Estándar

Con esta frase un poco polémica pero muy cierta quiero comenzar con este análisis de nuestro problema de percepciones, el problema general que tenemos los humanos es que tenemos un cerebro con atención selectiva, en pocas palabras el cerebro presta atención e interés a lo que considera interesante y otro punto muy importante es que nuestro cerebro no puede prestar atención a más de 2 cosas a la vez, así es, no existen las personas multitasking, no, ni las mujeres lo son.

 

Se los demostraré con un pequeño experimento

 

https://www.youtube.com/watch?v=vJG698U2Mvo&feature=youtu.be

 

¿Por qué es importante saber esto?, Porque la investigación tradicional de mercados es totalmente inefectiva y sesgada por la razón, sabemos (y deberían saber) que según diversos estudios, la región del cerebro más afectada en la toma de decisiones de compra está relacionada con las emociones, sabemos (y deberían tener más que claro) que el 95% del proceso de decisión es subconsciente (Zaltman, Harvard Business School, http://hbswk.hbs.edu/item/3246.html ) en pocas palabras y de forma bastante metafórica el consumidor no compra con la cabeza, sino con el corazón.

 

Pero esta vez me quiero enfocar en las Memorias, así es, los recuerdos, la memoria, si mi cliente no recuerda mi spot, mi promoción, mi producto, mi servicio, mi marca, estoy totalmente acabado y todo lo que haga no sirve, así de sencillo.

 

 

 

Si no entendemos cómo funciona el Cerebro y las memorias, difícilmente lograremos nuestro objetivo de la tan anhelada recordación de la marca.

 

Las memorias son extremadamente importantes, el entendimiento general de cómo funciona la memoria es erróneo, nuestro cerebro no guarda información que considera inútil y no es un disco duro que podemos revisar cuando queramos, por eso es tan difícil entenderlo.

 

Partamos por preguntas fáciles para demostrar cuan frágil es nuestra memoria:

  • ¿a qué hora despertaste hoy?
  • ¿Qué hiciste al despertar?
  • ¿En qué posición estabas al despertar?
  • Sí te trasladaste de un punto a otro, ¿recuerdas como llegaste?
  • ¿Todo el camino?

 

Quiero ser un poco más extremo en este ejemplo de la vida real, quiero que entiendan que la memoria de las personas falla y es por eso que no debemos creer lo que la gente nos dice, es mucho mejor mirar lo que hace.

 

Este es el caso de una violación, Jennifer Thompson estaba extremadamente segura que su violador fue Ronald Cotton y al final, no fue así, las memorias traumatizadas de la ella le fallaron completamente y Ronald Cotton fue condenado 11 años por un crimen que no había cometido.

 

Las memorias son tan frágiles que se les pueden inducir recuerdos falsos a las personas, si no me creen miren este video.

 

http://youtu.be/PQr_IJvYzbA

 

Loftus, Elizabeth; The formation of false memories. Psychiatric Annals, 1995

 

Así es, no deben confiar mucho en su cerebro, ni en su memoria, existen otros casos de memorias falsas generadas y existe un caso emblemático de estudio:

3

 

William Hirst; Elizabeth A. Phelps; Long-term memory for the terrorist attack of September 11: Flashbulb memories, event memories, and the factors that influence their retention.

 

 

La gente no recuerda 15 palabras simples, nuestro cerebro no recuerda los detalles de una cosa que utilizan todos los días, el cerebro no recuerda correctamente un evento trágico y tampoco recuerdan un evento personal trágico, ¿cómo puede ser entonces que tengamos tanta confianza en lo que nos cuentan las personas?

 

 

Es por esto principalmente que en el proceso de innovación de una empresa no es pertinente y positivo preguntarle la opinión a los consumidores, porque sencillamente ni ellos saben lo que quieren y como lo quieren.

 

¿Cuantas veces has encontrado las respuestas a tus preguntas de vida pero te diste cuenta que la vida te volvió a cambiar las preguntas?

 

Te invito a que hagas un segundo experimento a ver qué tal te va con tu atención selectiva.

 

 

 

No escuches lo que dicen, mira lo que hacen 😉

Cuando tu única herramienta es un martillo, todo te parece un clavo.

Minientrada

El cerebro de los Millennials

 

Si son o conocen a alguien nacido entre 1982 y el 2000, les vamos a decir cómo piensan, por qué, qué quieren y sobre todo, cómo entendernos con ellos.

millennials.jpg

Eduardo Calixto
Neurofisiólogo, Médico cirujano con Maestría y Doctorado en neurociencias

• Una generación es más que un conjunto de rasgos culturales, experiencias sociales y políticas en común. Los millennials trajeron consigo el paralelo del proceso de identidad por avance tecnológico.

¿Quiénes son los millennials?
• Un millennial es una persona nacida entre 1982 y el año 2000.
• Musicalmente identificados con Taylor Swift y Kanye West.
• Inician la era Spotify, Apple music y sound cloud.
• Cambiaron gradualmente de ir al cine por el consumo de películas y series en la TV.
• La generación del consumo masivo del cine de superhéroes.
• Utilizan emojis para comunicarse, transforman sus principales comunicaciones en hashtags, selfies y memes.
• El común denominador de Dragon Ball, Pokémon, Los Simpson.
• La vida alrededor de los videojuegos como constante de convivencia social.
• Actualmente son entre el 15 al 25% de los jefes de empresas que toman importantes decisiones.
• Tratan de mantener un equilibrio entre el trabajo y su vida personal, el cuidado ambiental.
• El común denominador es concluir que ellos han visto la manera de como generaciones previas han trabajado tanto para conseguir dinero y estatus, que sus prioridades no son laborales primordialmente. Por ello les preocupa menos el salario.
• Menos médicos, más youtubers: esta generación por primera vez dejo de solicitar ingreso a escuelas de medicina en Europa por intentar ser blogueros, youtubers o diseñadores gráficos. Más famosos y con dinero en menor tiempo.
• La rutina les agobia, son menos religiosos que generaciones previas.

Si hay algo que transforma al cerebro es el poder, escuchen por qué

¿Qué onda con su cerebro?
• Un cerebro ávido de dopamina sin tanta oxitocina.
• Endorfinas de fácil inducción y demasiada noradrenalina de compulsión.
• Una corteza prefrontal que aparentemente está tardando más en madurar, con amígdala cerebral más funcional y adaptada a la competitividad, el narcisismo y al mismo tiempo, necesidades de cumplimiento inmediato de lo que se desea.
• El buen humor se consigue con procesos más individuales que por factores de compartir con seres queridos.
• Un proceso de sentir que la vida es más rápida, sin disfrutar sus logros y quitarle méritos a los demás.
• Una tendencia de frustrarse más rápidamente por disminución más rápida de serotonina.

Así funciona la memoria desde el cerebro

La clave para entenderse con ellos es ENTENDER sus necesidades. Tienen valores, objetivos y prioridades distintas a generaciones previas.

1. Constante descontento, incrédulos.
2. Egocentrismo, idealistas e impacientes.
3. Menor confianza en las personas.
4. Buscan un guía(s) importante(s).
5. Independientes y rechazan sentirse subestimados.
6. Un gran interés por la tecnología y sus innovaciones.
7. El internet es un medio importante en su vida.
8. Nivel educativo superior: muchas ganas de aprender.
9. Suelen regresar al hogar familiar ante adversidades.
10. Laboralmente pueden cambiar de trabajo fácilmente.

Según la neurociencia, estos son los rituales que deben de hacer para ser más felices

Algunos mitos:
• Ellos son adictos digitales. Realidad, es exagerada la propuesta. No hay estudio que lo demuestre.
• Dependen de decisiones de los jefes. Realidad, sí buscan justificar, pero toman adecuadas decisiones.
• Dejan el barco en situaciones críticas. Realidad, no hacen grandes apegos, pero suelen balancear adecuadamente sus procesos laborales.

 

Mas en: http://www.marthadebayle.com/v2/especialistasv2/eduardocalixto/el-cerebro-de-los-millennials/

Estándar