Ser una buena marca es buen negocio, caminando por el Marketing Ético.

La ética no es el fuerte de nuestras grandes empresas, se ha notado en estos días, entre la Crisis Social que le pegó duro a la economía chilena y la actual Crisis Sanitaria que afecta al mundo entero se han notado los comportamientos poco empáticos de varias compañías, desde aumentar los precios de forma desorbitante, hasta hacer trabajar a todos sus colaboradores en plena Pandemia!

En estos contextos donde nuestras emociones nos dominan, nos vemos sobrepasados con noticias negativas, aumentan los casos de Covid-19, el miedo, el estrés, están a la orden del día, se nota en las compras en el supermercado, gente acapara carros llenos de papel higiénico, desinfectantes, alcohol gel, y es en este contexto donde marcas, empresas y sus dueños y gerentes deben mostrar su parte humana, deben desbordar empatía y mostrar lo mejor de sí mismas.

La Banca ética se hace evidente, muchos bancos sin obligación de parte del estado retrasaron de 1 a 3 cuotas de créditos hipotecarios o de consumo sin intereses, otros castigan sin asco a sus deudores con intereses o embargos, varios servicios podrían hacer lo mismo, por otro lado empresas como Crunchyroll, un netflix de Anime liberó su contenido por 30 días, entre otros servicios de streaming que hicieron lo mismo durante la cuarentena, y no importa el tamaño de tu negocio, pequeños gestos pueden ser hechos por cualquiera, les pondré un caso español, les dejo este video en Twitter, el restaurante hotel el hacho como no pudo funcionar 24h como de costumbre decidió apoyar a sus clientes camioneros poniendo a su disposición un carrito con bebidas, aguas, dulces y otros productos, sin costo y de libre consumo, este video en poco tiempo se hizo viral, en otros casos arrendatarios liberaron a sus deudores de pagos de arriendo que teóricamente correspondían, empresas como Rocketbot de automatización de proceso liberaron su software de automatización para gobiernos y autoridades, al final, muchas marcas empáticas simplemente con el afán de ayudar entregaron sus productos y servicios al mismo costo, sin el castigo del aumento de precio, con un descuento especial y hasta gratis por un tiempo definido.

Las marcas que siempre intentan conectar de forma emocional con sus consumidores para generar fidelización, tienen una oportunidad de oro en tiempos oscuros de ponerse la mano en el corazón y ayudar a miles de personas.

El marketing ético, nace de la idea de hacer las cosas correctas de forma correcta, sin mentiras, de forma transparente, sin dobles intenciones, ahora es cuando veremos las reales naturalezas de los negocios, hace tiempo vengo diciendo que el fin último de un negocio no debe ser generar riqueza, esa debería ser la consecuencia final, los negocios conscientes que no necesariamente son sociales ven oportunidades de hacer el bien, agregando valor a la vida de las personas, cobrando un precio justo, generando buenas condiciones para su gente y proveedores, buscando generar el menor impacto medioambiental y socio cultural, estamos acostumbrados a ganar dinero sin importar el cómo, ni las consecuencias, estas crisis, nos ayudan a identificar a quienes realmente les importan sus consumidores, incluso por sobre sus utilidades.

Es tiempo de hacer el bien y como consecuencia, ganar dinero, si, lucrar, el lucro no es malo, la forma en que se lucra es la correcta o incorrecta.

Estándar

Yo Robot en tiempos de Soy Leyenda

Will Smith protagonizó 2 películas curiosas, en una era un extraño policía que no quería a los robots en un mundo lleno de ellos y en la otra, era un investigador en un mundo apocalíptico, el Coronavirus Covid-19 unió ambos universos, vivimos en un mundo tecnologizado lleno de bots con condiciones pandémicas de nivel fin del mundo, y en este contexto varios temas han explotado, sobre todo con Seguridad y el tratamiento Ético de nuestros datos, el nuevo petróleo.

Zoom, la app de moda debido a la Pandemia mundial y la proliferación del teletrabajo recibió un revés en su imagen por una polémica que involucraba a Facebook, no tan solo compartía información, además grababa las teleconferencias y disponía de su información, en otro caso polémico una IA que reconocía imágenes, al comparar una persona asiática y una afroamericana con un termómetro pistola categorizaba al primero como asiático con tecnología, mientras que al afroamericano lo categorizo como persona con un arma, un sesgo que aprendió de nosotros, los humanos, la visión general de la gente es que los robots y la inteligencia artificial serán entes neutros y objetivos para decidir, pero la realidad es que están llenos de sesgos aprendidos de nuestros datos, Amazon dió de baja su algoritmo para reclutamiento por machista, perpetuaba la información que tenía y como los hombres estaban sobrerrepresentados, el algoritmo contrataba más hombres, ahora con respecto a la ética, como Zoom, está el antiguo caso de Cambridge Analytica, el mal uso de las tecnologías, la explotación de nuestros sesgos en pro de beneficios comerciales nos tiene un punto clave y complejo de seguridad, ética, privacidad, los datos son el nuevo petróleo, pero a diferencia de las petroleras, las Startup gozan de una imagen positiva en la gente, todos esperábamos llevar a 2020 con patinetas y autos voladores, con hologramas de tiburones anunciando productos, o quizás como Monority Report de Tom Cruise donde mediante biometría los anuncios se personalizaban.

Hace tiempo leí sobre un algoritmo que podía detectar enfermedades futuras con tu foto de perfil en redes sociales, sería muy útil para prevenir desde temprana edad enfermedades genéticas, pero, y si lo usaran las Isapres para declarar prexistencias y rechazar usuarios, y si es usada por empleadores para rechazar candidatos en base a futuros problemas de salud? Hoy se niegan créditos en base a algoritmos que predicen la morosidad de perfiles, pero estos no son datos aislados, toman la información del promedio de personas dentro de la misma categoría, pero eso no necesariamente se relaciona con el comportamiento individual del sujeto de crédito, hoy dada la alta cantidad de casos con coronavirus Covid-19 existen algoritmos que deciden por el medico quien es tratado, y en qué orden, una maquina decide quien vive y quien no, y los médicos normalmente no saben cuáles son los criterios utilizados.

Todos tenemos un teléfono inteligente, en Chile hay más celulares que chilenos, un notebook o una Tablet con conexión a internet en nuestras casas, otros tienen aparatos como SmartTV, que nos espían, de forma comprobada, Google y Apple reconocieron que escuchaban a sus clientes cuando usan el asistente virtual, aunque se excusaron diciendo que sólo se usaba con fines de mejorar la interacción, tenemos garantías de eso? Y los casos de empleados despedidos de Amazon por mal utilizar sus cámaras, Alexa será una excepción? No los usaran para espiar a sus clientes? Cuantos filtros de seguridad tenemos, pueden entrar a nuestro Smartphone y saber nuestras vidas y secretos ocultos, pueden ingresar a nuestros notebooks y leer toda nuestra data, pueden ingresar a nuestros smarttv y saber nuestro consumo de contenidos y encenderá la cámara para espiar que hacen los usuarios frente a la cámara, en el contexto del Coronavirus y del Quédate en Casa Google liberó una serie de datos sobre movilidad de las personas en cuarentena, sus datos son tremendos y hasta el momento anónimos, pero si quiero pagar por obtener el detalle, Google se negará?

¿Sabías que muchas de las apps que tienes en tu móvil envían tu información una media de ¡164 VECES AL DÍA! a un número indefinido de empresas? Fuente

Muchos ven a las tecnologías, los algoritmos, la inteligencia artificial, el 5G el futuro de la humanidad, pero no todos piensan en los costos de utilizar estas tecnologías, muchos veían en ellas un futuro prometedor e igual para todos, pero hoy vemos un mundo más parecido a Elysium donde solo un grupo de elite accede a los beneficios mientras el resto y gran mayoría sufre las consecuencias, debemos tener cuidado, regularnos, las empresas en Latinoamérica pueden hacer esfuerzos sobre la ética y seguridad de los datos, por ejemplo someterse de forma voluntaria a la norma europea, algo más estricta que la mayoría en las Américas, rara vez se les indica a las Startups o Emprendimientos como hacer negocios digitales de forma ética, pero la pandemia nos está mostrando el nuevo camino por donde transitar de forma humana y correcta. Para tener un mundo tecnologizado más seguro debemos: 

  • Tener Softwares de Código Abierto
  • Anonimazión de Datos
  • Tener propósitos claros y declarados de los datos recopilados así como una lista transparente de “socios” que tiene acceso a los datos
  • Tener datos cifrados
  • Las políticas deben ser sencillas y en una sola hoja, la mayoría de las empresas de tecnología explotan nuestros sesgos y hacen aceptar puntos que de saber que existen conscientemente no aprobaríamos, pero como están en políticas de 168 páginas en un lenguaje técnico, no lo podemos entender.

Esto significa que en el momento en que los desarrolladores están pensando en un producto tecnológico, lo primero que tienen que hacer es en pensar en cómo proteger la privacidad de sus usuarios y tener un plan sobre cómo protegerla. Esto no solo será agradecido, en breve, creo que será exigido, la respuesta de Zoom a la crisis es un claro ejemplo.

Para que no nos sigan robando los datos de forma descarada recomiendo estas Apps alternativas y éticas que no venden nuestros datos (y que de paso uso):

Buscador: Duckduckgo

Mensajeria Instantagenea: Telegram

Cloud: Cozy

VideoConferencias: Jitsi

Email: Protonmail

Gestor de Contraseñas: Bitwarden

Y si quieren siempre estar atentos con temas de ética en IA, BigData y tecnologías sigan en Twitter a: @HelenaMatute y @ManuelaBat

En resumen, apuntaremos a derechos fundamentales de los humanos de forma universal temas como la privacidad, la capacidad de olvidar, el poder borrar nuestra información de ciertas bases de datos

Estándar

De Influencer a Avatar

Los influencers están en crisis de credibilidad, es difícil ganarse la vida siendo un famosillo del internet, y en una crisis en base a su rentabilidad con las marcas, de que sirve tener 2.5 millones de suscriptores si cuando una marca te paga tiene menos de mil ventas. Ha pasado que grandes influencers iconos de las nuevas generaciones lanzan productos propios como ropa, libros y eventos y la tasa de conversión es mucho menor, evidentemente esto es multifactorial, los precios, los envíos, la poca innovación de los productos es uno, pero deja en duda su efectividad para el marketing de grandes compañías que están dispuestas a desembolsar cientos de miles o incluso de millones de dólares para que German Garmendia diga que usa x marca de pasta de dientes.

Pero no es todo, tenemos en el otro lado a Gamers que suben fotos con poca ropa, caras exóticas y terminan vendiendo agua de su ducha donde se bañaron embotellada. El problema nunca ha sido la producción, es la compra de este tipo de productos el que perpetua su producción, esta gamer vendió todo, pero generó tanto ruido y polémica que le terminaron cerrando su cuenta de red social con muuuchos seguidores, tienen un punto en contra, dependen muchas veces de plataformas de medios sociales que en cualquier momento pueden tomar decisiones drásticas, como Youtube y Disney hicieron con PewDiePie. La discusión para muchos es de migrar a esta comunidad a canales propios, algo no tan fácil, pero la crisis parte porque las grandes estrellas sociales ya no son tan creíbles y relevantes como antes, pasa en todo orden de cosas, primero usan plataformas como Facebook, Instagram , Twitter, Youtube o Twitch que eran la alternativa a la televisión pero estas se terminan transformando en el nuevo status quo y comienzan a diferenciarse nuevas plataformas como Tiktok, entre otras.

Los influencers se posicionaron por mucho tiempo como piezas claves de las nuevas estrategias digitales de las marcas, los canales análogos como la prensa, radio y televisión cada vez pierden más fuerza masiva, logrando sólo posicionamiento en nichos específicos. No creo que lleguen a desaparecer, solo cambiaran. Los millennials siempre preocupados por contenidos auténticos, vieron en los influencers voces más cercanas, más próximas e incluso más expertas y validas, no era la marca diciendo que funcionaba, era el tipo buena onda que sube videos todos los viernes quien lo dice, debe ser cierto, las marcas vieron esta relación de valor confiando sus estrategias en estas nuevas estrellas nacientes, el problema, es que detrás de los Gen Y, llegaron los Z (mientras van creciendo los Alpha). Los Millennials o Gen Y ya estamos entrando a una fase de adultez y este espacio de nueva generación está siendo usada por los Z o Cellennials.

Ambas generaciones son muy parecidas, pero no son iguales, si a las marcas y profesionales del marketing ya les costaba contactar con nosotros no están preparados para estas nuevas generaciones, el punto, es que los influencers comunes están perdiendo su influencia en estas nuevas generaciones. Como antes mencioné, los influencers auténticos que se veían como cercanos se transforman en nuevas celebridades digitales que los alejan de su audiencia, perdiendo ese toque diferente al famoso, es la eterna guerra entre los Celebrities y los Influencers, los famosos de los medios tradicionales vs los famosos de los medios digitales, hoy las nuevas generaciones los ven casi como iguales.

No sé si vieron la serie Avatar: la leyenda de Aang, pero si no la vieron, el avatar era la conexión entre el mundo humano y el mundo de los espíritus, aquel  que guardaba el equilibrio entre los 2 mundos, las marcas y las empresas al igual que las personas tienen valores o atributos asociados de forma implícita, para algunos la marca Jumbo significa determinadas cosas, variedad, seguridad, estatus, mientras que Walmart significa otras cosas, disponibilidad, precios baratos, etc.; cuando una marca entiende estas asociaciones,  medibles mediante un Test de Asociación Implícita (IAT), puede analizar de un pull de embajadores de marcas (Influencers) aquellos en quienes priman los mismos valores asociados, que estén alineados con el ser de la marca, mucho más allá si ya son fan o consumidores de la marca, en ese punto, más allá de pagarle a un rostro por publicitar los servicios o productos de x marca y que todo se vea como una publicación forzada, como suele ocurrir, si este personaje está alineado con la marca, con sus valores y además es fan o consumidor del producto tendremos a un Avatar, no un Influencer, sino a una extensión de la marca, pero, para eso, se debe ser una marca diferente, autentica, transparente, eso es lo que buscan estos embajadores, no compartirán ni recomendaran productos que normalmente no consumirían, pero importante es que estos Avatares estén por sobre todo en el lineamiento del ser, del espíritu y la personalidad de la marca, un ejemplo claro es la campaña que Fanta hizo con Youtubers españoles hace tiempo, les dejo el video, se ve forzado, poco natural, diferente a la campaña realizada con El Rubius por la nueva película de BadBoys que se ve mucho más fluido y real.

En los nuevos mercados y las nuevas generaciones sólo los avatares, aquellos influencers que realmente amen la marca lograrán impacto en sus comunidades, entendiendo que los micro o nano influenciadores, que no tienen una comunidad masiva, pero, que si son más influyentes en sus pequeñas comunidades más de nicho, son el futuro del Marketing de Influencers.

Les daré un caso real de aplicación y otro de un youtuber x, en mi caso personal, ya estoy fidelizado con varias marcas, no me mal entiendan, estoy lejos de ser un influencer, pero ciertas marcas de ropa y zapatillas ya las uso sin que ellos me auspicien, que ellos fueran auspiciadores de mis proyectos seria tremendamente potente, no sería fingido, muy por el contrario. En otro caso, El Rubius como youtuber es fan de las zapatillas o tenis, si una marca de zapatillas le proveyeran zapatillas de colección, no tendría la menor duda de su felicidad, la marca estaría alineada a los gustos del youtuber y si además se caracteriza por ser una marca joven, alocada e irreverente, tienes un match potente.

Menos influencers, menos clebrities, más avatares.

Estándar

Hook, el regreso de lo realmente importante

Alguien recuerda Hook?

La premisa era sencilla, Peter Pan quería ser papa y el niño que no quería crecer, creció, se transformó en abogado de una importante compañía, era un hombre ocupado, no dejaba de lado su celular, que hoy pasaría como ladrillo, le ponían reuniones en cosas importantes, le fallaba a sus hijos constantemente y la relación con su esposa no iba mejor, es sorprender que esta película del 91 muestre una problemática que hoy es latente, padres ausentes y que aun presentes no interactúan con sus hijos, las pantallas absorben nuestra vida y dejamos de ver aquello que es realmente importante.

“Lo esencial es invisible a los ojos” le dijo el Zorro domesticado al Principito, lo evidentemente esencial es invisible para nuestros ojos iluminados por pantallas, dejamos de disfrutar aquello que amamos por el afán del día a día, por el obtener, por la carrera sin control y sin final por tener más, ser mejor, hoy es normal ver personas trabajando y estudiando, desapareciendo virtualmente una semana completa por 4 o 5 años, yo lo viví, no tenía vida, siempre he trabajado y estudiado, pero después de 4 años y medio no podía mantener una rutina de lunes a viernes de 6 am hasta las 12 o 1 am, era insostenible, me dormía en los paraderos esperando la micro, en el mundo emprendedor la cosa no es diferente, se trabaja hasta altas horas de la noche, este mismo artículo es escrito a altas horas de la noche, ahora convengamos que funciono mejor pm que am, pero el punto es que es aceptado y hasta aplaudido el desvivirse por el sueño de ser emprendedor, de lograr el éxito, el auto del año, la chequera llena, la casa en Lo Curro, el yate, la casa en la playa, la membresía al club de golf, se debe trabajar duro para disfrutar la vida y al final, la presión, el estrés, el día a día te consume, las ventas, los cobros, los sueldos, llegar a fin de mes, pagar los impuestos.

Este 2020 las cosas cambiaron, llego marzo, en un país como Chile golpeado por una recesión, azotado por una Crisis Social que afecto a los emprendedores terminó siendo paseado por una pandemia a nivel mundial, se pidió guardarse en las casas, se cancelaron las clases, se potenció el teletrabajo, ahora pasamos más tiempo en casa que en la oficina, y además nuestros hijos y familia también están en ellas, no todos han frenado por supuesto, algunas actividades deben seguir como el transporte, salud, etc.

Los negocios cambian, el delivery explota, el home office se pone de moda, las empresas redescubren por obligación el teletrabajo, pero también las familias se redescubren, y por fin, lo realmente importante se aprecia, nos damos cuenta que la mayoría de lo que consumimos no es esencial y se deja de lado, se puede compartir con la familia, se almuerza juntos, se disfrutan los hijos, y si bien el estrés ante la incertidumbre de que pasara, que será de nosotros está presente, nos damos cuenta de que es lo verdaderamente importante, la familia, los seres amados, nuestros hijos, nuestras parejas, nuestros hobbies, nuestras pasiones, se vuelve a cocinar en casa, se comienzan después de 2 semanas de aburrimiento a generar dinámicas de convivencia, y al igual que el atareado Peter Pan de Hook recordamos nuestro momento feliz, decidimos crecer para ser padres, decidimos emprender y esforzarnos por salir a delante y dejarles un mejor futuro a nuestros hijos, pero muchas veces pagamos un precio muy alto, conocida es la frase “cuanta vida te cuesta tu sueldo”, pero podemos replantear esto, “cuanta vida te cuesta tu emprendimiento o negocio”, cuanto pierdes, mientras crees que ganas, veíamos Hook y sentíamos rabia por ese padre ausente pero presente, que no soltaba el celular, que faltaba a juegos de Béisbol y mandaba a un empleado a que grabara, olvidamos divertirnos, volar, cacarear, pelear con espadas, y nos transformamos en unos viejos empaquetados, dejamos de disfrutar la vida y solo sobrevivimos, de forma latente, somos autómatas, perdemos el gusto por la vida, el ánimo y la disciplina, las cosas ya no se disfrutan como antes, perdemos sensibilidad por el dinero, creíamos que Peter Pan era un idiota, y hoy nos damos cuenta que somos igual o peor que él, no podemos disfrutar un fin de semana en familia sin mirar el correo, el wsp o las llamadas, es que soy emprendedor, se excusa.

El Coronavirus o Covid19 nos trajo a casa nuevamente y nos dimos cuenta que esta monos perdiendo de cosas maravillosas, ningún millón pueden comprar lo que se siente en el corazón con el abrazo de un hijo, de un papá te amo, de una tarde abrazados de aquellos que amamos, cuando niño, cuando era un niño perdido que me negaba a crecer, me decía que no quería dejar de soñar, no quería perder mis recuerdos felices que me permitían volar, que es lo más importante en tu vida? Tu familia? tu salud? tu felicidad? O los negocios? La plata? El éxito?

De qué sirve todo el oro del mundo si te pierdes a ti mismo y aquello que más amas en el camino? Estas dispuesto a pagar el precio?

Solo espero que en un viaje de avión, tu hijo no dibuje un accidente en el aire, con todos cayendo, todos con paracaídas, todos menos tú.

Estándar

Explosión Social

“Normalmente la fuerza de un movimiento de masas es proporcional a la fuerza y tangibilidad de su demonio.”

Eric Hoffer (The True Believer)

Vivimos en una sociedad donde el Capitalismo es el nuevo demonio, las masas se han alineado, no me mal interpreten, es entendible, no justifico la violencia, pero entiendo de donde proviene, vivimos las consecuencias de más de 30 años de abusos, los 30 pesos serán la nueva gota que rebalsó el vaso, los Ministros de Gobierno no ayudaron a la situación, unos dijeron que la gente iba a la salud publica temprano a hacer vida social, otros que debíamos levantarnos más temprano para ahorrar, como si las 2 horas mínimas de trayecto no fuera suficiente, otro invitando a comprar flores por estar un 4% más baratas, sin contar al tremendo experto de la comisión hablando de que la gente no reclama cuando le suben el pan, los casos de corrupción privada reflejada en la colusión, el saqueo fiscal del Paco Gate y Milico Gate, el caso Caval, Penta, SQM, al final todos sentimos la sensación de vulnerabilidad, donde unos realmente privilegiados viven en una categoría superior a unos pocos, y eso exploto, la metáfora tan manoseada de la olla a presión es real.

Y ojo, esto no es para posiciones de izquierda, ni de derecha, al final según las Las 3 leyes de la política de Conquest:

  1. Todo el mundo es conservador en aquello que conoce mejor
  2. Toda organización no explícitamente de derecha acaba siendo de izquierda
  3. La manera más simple de explicar la conducta de una organización burocrática es asumir que es controlada por una camarilla de enemigos

Mientras algunas empresas sufren las lamentables consecuencias del estallido social, otras han tenido el acto mínimo que espera la ciudadanía, escuchar, con humildad, pero escuchar de forma activa, no decir eso en una cuenta pública sin hechos reales, marcas como Dr. Simi a capitalizado la simpatía popular entregando buses de acercamiento gratuito, un acto sencillo pero valioso en épocas donde el metro y transporte escasea, Beat fue otro inteligente que hizo algo similar, grandes empresas tratan de limpiar su nombre tomando acciones casi de “ayuda social” pagando a sus proveedores al día, cosa que debería ser una política y no un gesto en momentos difíciles, el #PagoContraEntrega debería ser la política normal de las grandes compañías, sobre todo cuando tienen pymes de proveedores.

Así que como vemos, el nuevo demonio moderno llamado capitalismo que busca lucrar con los derechos fundamentales de las personas como en la salud, protección social, vivienda, educación, medicamentos puede mostrarse de forma más positiva, incluso, más que el propio gobierno.

Las emociones, tema recurrente en mis artículos en esta revista es por lejos el accionable más poderoso en estos tiempos difíciles, hoy más que nunca se necesita conectar emocionalmente con el cliente, pero ojo, la gente no quiere discursos de venta baratos o solo marketing, quiere recibir amor sincero y transparente de las grandes compañías, una vuelta de mano, como decían nuestras abuelas, “obras son amores” más acciones emocionalmente positivas y menos campañas publicitarias.

Hoy las marcas tienen una oportunidad única, de posicionarse de forma poderosa en el corazón de los chilenos, tomando acciones concretas que escuchen las demandas sociales de la gente, las personas normales que protestan pacíficamente, lo que no hace el gobierno lo pueden hacer los privados, el día en que una AFP sin que lo obligue la ley comparta las perdidas con sus clientes, será el día en que esa AFP se llenara de solicitudes, o una Isapre que sin ley acepte preexistencias o no haga diferencias tan brutales entre hombres y mujeres, aunque es obvio que es difícil, el modelo no puede darse el lujo de recibir gente enferma, pero claro, para hacer esto se necesitan cojones, los tienen los privados o solo culparan al gobierno de turno?

“Los movimientos de masas pueden surgir y extenderse sin la creencia en un Dios, pero nunca sin la creencia en un diablo.”

Eric Hoffer

PD: Señores empresarios, por si no entendieron las citas de Eric, ustedes son parte de este demonio.

Estándar

La privacidad en tiempos de las 5 fuerzas, y no son las de Porter

4 Empresas de USA dominan el mercado más rentable y atractivo, más incluso que el petróleo, es el mercado de los datos, las 4 empresas son Google, Facebook, Amazon y Microsoft, siempre incluyo una 5ta y oriental, Alibaba, y podríamos pensar en una 6ta, Apple.

Estas 4 dominan nuestros datos, si queremos un correo “gratuito” pensamos en Gmail de Google o Outlook de Microsoft, si andamos por una ciudad nueva usamos Maps o Waze de Google, si tenemos una red social o usamos una red de mensajería instantánea pensamos en un producto de Facebook, la misma red, Instagram o Whatsapp, si queremos comprar un libro o articulo electrónico pensamos en Amazon, incluso hoy venden hasta autos y si queremos algún producto barato o accesorio pensamos en Aliexpress de Alibaba, si usamos un Smartphone probablemente usaremos una versión Android de Google, toda nuestra interacción digital, nuestros datos e información giran en torno a estas compañías, y la concentración de poder que vemos cada vez más directa nunca es sana, se ve un futuro del tipo Elysium donde ciertos profesionales y empresas se ven beneficiados de todas las regalías digitales mientras el resto y gran mayoría pelea por las migajas, Facebook tiene ingresos superiores al PIB de más de 40 países y aumentando, quiere lanzar su propia moneda digital, Libra, Google quiere conceder Cuentas Corrientes a sus clientes, hablamos de un banco 100% digital y mientras algunos celebran la automatización de procesos, la interrupción de las IA y algoritmos o la llegada del 5G, otros vemos con preocupación el futuro de privacidad, algo que parece ser hoy un privilegio de algunos pocos afortunados.

Cambridge Analityc abrió la caja de pandora, Google y Apple reconocieron que transcribían nuestras conversaciones son sus asistentes digitales como, y es evidente que con Alexa, Bixby, y otros ocurre lo mismo, entonces si nos escuchan, aunque puntualizan que solo transcriben la conversación con el asistente para enseñarles y no el resto de las conversaciones es difícil creerles, Facebook fue acusada de usar la cámara frontal de nuestros celulares cuando usábamos la aplicación sin nuestro consentimiento, Google recolecta sin permiso información de fichas de salud de miles de pacientes de un centro médico en USA, Samsung reconoce que espiaba a sus clientes de Smart TV, una app del tiempo fue acusada por el estado de California por vender sin informar a sus clientes la información de geolocalización de sus usuarios que concedían acceso al gps para saber el tiempo, es claro, cuando algo es gratis, nosotros somos el producto y podríamos seguir casi interminablemente con los escándalos.

Las 3 últimas generaciones más jóvenes consumidores de la sociedad Netflix no siempre entienden la perdida de privacidad que viven, todo lo que un usuario hace, dice o piensa en la sociedad Netlfix queda registrado en un lugar, sin derecho a olvido, en esta era de los datos y la información, dinámica y liquida, es difícil mantenerse libre de ser parte de una métrica, pensemos en jóvenes alternativos que confiaron en Tumblr, esta primero fue comprada por Yahoo y hoy por WordPress, quizás con qué fin, esta información sensible de conducta paso de mano en mano y en quien confió ya no está ni a la cabeza ni involucrado en la compañía.

Cada vez que usamos Arbnb, Uber, Facebook, Google, etc, estas aplicaciones están recabando una tremenda cantidad de datos personales como geolocalización, datos de tarjetas de crédito, correo, número de teléfono que pueden poner en riesgo la seguridad de quien los entrega, pensemos solo en las grandes filtraciones de fotos y videos de los famosos de sus cuentas iCloud, no siempre estamos conscientes de toda esta información sensible y como esta puede afectarnos a futuro, muchos creen que no pasa nada por entregar datos, dar permisos aceptar términos y condiciones sin leer antes, registrarse o descargar una aplicación, y muchas veces estas compañías abusan de la buena fe de las personas, y seamos sinceros, muchas veces nosotros los profesionales de marketing o dueños de empresa también hacemos uso de estos sesgos cognitivos para explotarlos en beneficio propio, seamos transparentes que en una sociedad hypercontectada las consecuencias pueden ser catastróficas para todos.

Si tenemos una posición ventajosa o de plano superior, debemos actuar de forma justa con aquel que tiene peor posición que la nuestra.

Estándar

Sociedad Netflix

Todos entendemos cómo funciona Netflix y porque nació Netflix, Blockbuster tenía una política de multa cada vez que devolvías un arriendo tarde, Netflix en sus inicios arrendaba VHS y DVD a domicilio pero bajo una premisa diferente, pagabas mensual x cantidad de dinero independientemente de cuánto tiempo tuvieras el VHS o DVD, eliminaron la multa, transformaron el mercado y el resto es historia, hoy son una tremenda plataforma de contenidos digitales e incluso productora de nuevos contenidos, aunque sus días de felicidad están contados, Disney+ y otros servicios vienen a tocar su puerta con la idea de repartir los dividendos.

Pero más interesante que Netflix y su negocio, es el cambio en los hábitos de consumo de las nuevas generaciones, estos mercados en esencia Early Adopters tienen nuevos paradigmas de consumo y estos están transformando la economía y las compañías.

Todos hemos arrendado alguna vez de nuestra vida una casa para vivir, y en una economía como la chilena con un creciente encarecimiento de los inmuebles, el poco acceso a financiamiento para mercados más jóvenes, la inestabilidad laboral constante de estos segmentos genera un resultado obvio, los jóvenes van livianos por la vida y aunque quisieran, no pueden comprar, así que arriendan, pero, el concepto de arrendar o pagar x cuota mensual por un servicio está tocando mercados impensados, las prioridades cambian con el paso del tiempo y las ultimas 3 generaciones (Y, Z y Alpha) lo están acelerando, las cosas ya no se compran, ni se acumulan, ahora se arriendan, como y cuando yo quiero, nuevas plataformas digitales extreman el fenómeno, Arbnb y Uber son iconos de esto.

Vivimos en una nueva sociedad de arrendar, de suscribirnos y de pagar por acceder a una forma de vida que millones de personas en el mundo, sobre todo jóvenes viven, la nueva sociedad Netflix, los jóvenes mostramos menos apego por lo material, somos más digitales, con más conciencia social y medioambiental, también con más inestabilidad laboral y de ingresos, esta liquidez laboral fomentada por la digitalización de procesos, de nuevos puestos freelancer, la automatización termina ayudando a fomentar el estilo de vida, arriendan vivienda, ni piensan en arrendar autos, para eso está Uber, pero comenzó a penetrar nuevos mercados, ya no arriendan oficinas, arriendas espacios de trabajo en un ambiente colaborativo, y nacen los Cowork, se arriendan herramientas para trabajos puntuales, pero eso ya es viejo, algunos le dicen leasing, pero lo nuevo es que algunos servicios ya no son solo de maquinaria, sino de herramientas, que van desde el martillo, hasta una pulidora, arriendan muebles, o casas amobladas, Ikea ya tiene un servicio de arriendo de muebles, además ahora se buscan arrendar zapatillas y hasta ropa, para que comprar si puedo pagar unos dólares por usar ropa para ciertos eventos, como cuando arrendábamos disfraces, pero para todo, espero, nunca para la ropa interior.

Recuerdan las generaciones mayores cuando se coleccionaban vinilos, libros en grandes bibliotecas, colecciones de series en DVD o VHS, incluso comics, todo esto hoy es digital, iTunes, Netflix, Spotify y Amazon son nuestras propias bibliotecas digitales, solo algunos productos  logran traspasar al mundo físico, todas nuestras películas están en la red, pero aún hay coleccionistas y fanáticos que quieren tener ciertos artículos en digital, antiguamente se tenían que comprar los videojuegos, hoy se descargan por Steam, esto ha transformado la economía, pasando de una de productora de bienes a una desarrolladora de servicios con todo lo que esto significa.

Hoy al viajar no pienso en buscar un hotel, busco un Arbnb en el barrio que me agrada, no pienso en arrendar un auto en un Rent a Car, sino usar Uber o incluso si no quiero contratar rooming usar alguna app de arriendo de vehículos por horas, días o semanas, no pregunto a la gente los locales recomendados o busco una guía turística para ver los iconos de la ciudad, consulto en Maps, Zomato o Tripavisor.

Las economías de las plataformas digitales está golpeando la mesa fuerte de los negocios tradicionales, que si bien, tienen cabida en el nuevo mundo, están lejos de ser tan masivas como antes, esta economía colaborativa de compartir asociada a un consumo responsable, circular, de triple impacto, sustentable y sostenible y justo busca transformar el método de hacer negocios, en Chile, Latam y el Mundo; esta conducta aun de nicho se extiende en generaciones jóvenes y poco a poco permea a generaciones mayores, ahora veo a mi madre con Netflix viendo series y moviéndose en Beat. Piensen en nuevos modelos que den vuelta el mercado y tengan nuevos paradigmas de accesibilidad digital, esto disminuye costos, precios y aumenta mercado, “no te quedes en el pasado”

Estándar